Aeromancia

Aeromancia Métodos de adivinación | 19/11/2015 QueHoroscopo | 8.75 / 10

Una definición de "aeromancia" se corresponde con 'acto adivinatorio' a través de formaciones vaporosas, más o menos concretas, en el aire'. Se trata, pues, de observar las nubes u otros fenómenos similares. Dada la naturaleza del objeto que se usa para adivinar qué va a ocurrir, cabe deducir que se trata de una técnica dotada en tiempos primitivos, ya que se supone que se asociaban ciertos fenómenos meteorológicos repetitivos a hechos en la vida cotidiana del clan.

El vidente extrapolaba de formas inconcretas en el aire interpretaciones más "terrenales" que los fenómenos meteorológicos le inducían de forma psíquica y que él traducía. En todo caso, es posible que el observador influyera en el objeto observado mediante un proceso inconsciente de psicoquinesis, dando forma a los objetos de manera que éstos se adaptaran a sus previsiones.

Unos objetos que van desde el aire en sí hasta las nubes, pasando por las tormentas o el viento, aunque la manera "sencilla" de aeromancia se lleva a cabo fijando la vista en las nubes. Para ello, se busca una zona despejada, libre de árboles, edificios altos o cualquier otra cosa que entorpezca nuestra visión del cielo. Se formula una pregunta con los ojos cerrados y, al abrirlos buscamos respuestas en el cielo.

Como las nubes raramente toman formas demasiado concretas, o, si aparece la forma de, por ejemplo, un cordero no tiene por qué querer decir que esta noche vamos a cenar lo asado, la interpretación depende absolutamente de la intuición de quien consulte. A la hora de realizar una predicción a través de la aeromancia, la forma de consultar puede ser casi cualquiera: es el intérprete quien decide si le "pregunta" al viento, a las nubes, los rayos o cualquier otro fenómeno.

Aeromancia
Adivinar observando las nubes.

Si esperamos una respuesta afirmativa o negativa, se realiza la consulta y se observa el viento: si sopla hacia el Norte o el Oeste, la contestación será sí; Si lo hace hacia otros dos puntos cardinales, es un no; y si sopla entre dos de estos puntos, de modo que no sea ni sí ni no, la respuesta que obtenemos de Eolo es ambigua. En caso de que el viento no sople en los diez siguientes minutos, interpretaremos que la respuesta no puede darse de forma inmediata.

Es ésta, como en todas las técnicas de adivinación o mancias, no existen verdades absolutas. Es imposible hablar de causa-efecto a la hora de "leer" en el aire o en las nubes el futuro, de modo que depende, al igual que en cualquier técnica, de la intuición del vidente.

De este modo, cuando observamos un grupo de nubes en forma de remolino solemos decir que es un mal presagio, pero otro intérprete puede aventurar que, puesto que el centro del remolino es oscuro y las nubes que lo rodean muy luminosas, se trata de que saldremos airosos de un problema grave... Recordemos la palabra clave: intuición.

¡Compártelo con tu familia y amigos!
No te pierdas nada nuevo y pincha en megusta!
¿Crees que la aeromancia es un método de adivinación válido?